Inicio Anthony Bermúdez Dejaremos de ser marionetas

Dejaremos de ser marionetas

Llegar al poder a toda costa y mantenerse en el sillón por encima de la ética personal e incluso de las sentencias judiciales, esta fue siempre la ambición de Antonia Ledesma.

965
0
Compartir

Hace varios meses, con motivo del regreso de Antonia Jesús Ledesma Sánchez al Partido Popular, escribía las siguientes palabras en mi perfil de Facebook “No sabemos muy bien qué beneficio se lleva el pueblo de Alhaurín el Grande con esta reincorporación.

Pero si sabemos con certeza que con este «regreso a casa», la Señora Ledesma antepone sus ambiciones y oportunismo personal y político a los intereses de nuestro pueblo.” Palabras proféticas que ahora cobran todo su sentido, e incluso se quedan cortas, a tenor de las revelaciones publicadas esta semana en Tribuna Sur y de las declaraciones realizadas por la concejala no adscrita del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande, Dª. María Fernández Conejo.  

A falta de más informaciones, el relato parece claro. A lo largo de estos 19 años, Antonia Ledesma ha sido capaz de esperar pacientemente en un segundo plano, eso sí sin dejar de cobrar de la política, hasta aprovechar la primera oportunidad que se le presentó para apuñalar a quien fue su mentor y conseguir así el ansiado trofeo: la alcaldía de Alhaurín el Grande y quién sabe si algo más. Una ambición hábilmente disimulada pero implacable y capaz de llevarse por delante a cualquiera, incluidos a aquellos que más cercanos estaban a ella. 

Llegar al poder a toda costa y mantenerse en el sillón por encima de la ética personal e incluso de las sentencias judiciales, esta fue siempre la ambición de Antonia Ledesma. Un planteamiento en el que los intereses y preocupaciones de los alhaurinos quedan en quinto o sexto lugar y el pueblo de Alhaurín el Grande es utilizado como un trampolín al servicio de sus ambiciones personales y políticas. Un mero tablero de ajedrez que se juega desde Málaga o Sevilla. 

Los alhaurinos no debemos permitir por más tiempo que el futuro de nuestro pueblo se juegue en los despachos de los grandes partidos nacionales ni que nuestro ayuntamiento sirva para satisfacer las ambiciones y aspiraciones de políticos profesionales. El próximo 26 de mayo, tenemos la posibilidad de dejar de ser marionetas y de afrontar todos juntos, un proyecto liderado por alhaurinos y alhaurinas que trabajarán por y para Alhaurín el Grande.

Anthony Bermúdez Beltrón
Secretario General de ASALH


DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here