Inicio Alhaurin el Grande Inocencia interrumpida, historia de una traición

Inocencia interrumpida, historia de una traición

Una reveladora información, llegada a nuestra redacción, hace saltar por los aires una supuesta trama de traición entre las filas del partido 'Por Alhaurin' en la que a cambio de la cabeza de `Juan Martín Serón', la actual alcaldesa podría retornar más adelante al Partido Popular, ganándose supuestamente el favor del que hoy es consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía y Portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo.

1930
0
Compartir
En 2018 se escenifica públicamente lo acordado en secreto 3 años antes

Alhaurín el Grande esconde desde hace tiempo, una incómoda carpeta cargada de desprestigio y desatinos políticos, que no hace más que crecer día a día, para sorpresa ya de pocos. Remontándonos a la sonada imputación del anterior alcalde Juan Martín Serón, por diversas irregularidades de las que finalmente resulta condenado como autor de un delito de cohecho y, terminando por la lamentable felonía interna entre los más altos representantes de la formación Alhaurina, fácilmente podría vaticinarse un corto planeo de tan errático vuelo. 

“No vienen a por mí, vienen a por el PP”, gritaba a las cámaras de los noticieros el alcalde, mientras era conducido hasta el interior del sombrío vientre del furgón policial. Un PP rodeado por entonces de algo más que sospechas, y encaminado ya a un agónico ciclo de largos procesos judiciales, tras los que aún continúa lamiendo sus heridas. 

El Partido Popular de Málaga, Con Elías Bendodo a la cabeza, entiende tras el desafortunado suceso, que la condena de su alcalde comienza a ser un obstáculo demasiado molesto para sus intereses partidistas en el “Lugá”, y muy al margen de las necesidades locales de sus calles y rincones, se entretiene en vano, en apartarle, aunque el hasta entonces alcalde, en su lucha cuerpo a cuerpo por mantenerse en el sillón del trono a toda costa, concluye su jugada creando su propio partido y arrastrando con él, a todo el equipo de gobierno del PP de Alhaurín el Grande, engatusándoles con un nuevo proyecto político que desafía de manera imperdonable, al Partido Popular Provincial, con Bendodo a la cabeza y, dejándole expuesto y sin tiempo de reacción, motivo por el cual en los comicios de 2015, logra un único concejal.

Pero ante tan sagaz maniobra, Bendodo, muy corrido ya en los estrechos callejones de la política, decide aplicar la máxima de, “la mejor defensa es un buen ataque” y amenaza a Martín Serón con el apoyo de su único concejal (PP), a una moción de censura junto con el resto de la oposición, hecho que sin duda le desalojaría del poder y llevaría su recién creado proyecto político, a la triste y mal pagada oposición, ante lo cual, Martín Serón, decide dar un paso atrás y dejar al mando de su partido ‘Por Alhaurín’ a su pie derecho y actual alcaldesa, Toñi Ledesma, pues podría ser fatigoso para él, permitir que la turba resultante de la amenazante moción, levantara alfombras y aireara estancias tan largo tiempo al barbecho.   

Ahora, en una nueva entrega del culebrón Pepero de Alhaurín, será la propia alcaldesa del desventurado pueblo, quien se torna piedra angular de las pruebas a las que ha tenido acceso Tribuna SUR, ya que, según lo contrastado, mientras Antonia Ledesma públicamente hacía el papel de su vida defendiendo cual amante entregada a su querido mentor, en realidad, confabulaba con amarga entrega a sus espaldas, para negociar con Míster Bendodo, el regreso de todos sus concejales al redil del Partido Popular, proponiéndose lideresa, a cambio de “la cabeza” del ya roto Serón. De esta elegante manera, quien fuera pie derecho, patea con saña sobre su atadero, para encontrar vía libre a sus aspiraciones políticas como alcaldesa, diputada y tantas promesas de empoderamiento como puedan ser imaginadas por el lector. 

Bendodo, en alas de tanta malevolencia hecha política, pasaría así de tener un triste, aunque legitimo concejal en la oposición, a once como equipo de gobierno. Y el ilusionado votante del PP de Alhaurín, que en domingo vertió su renovada voluntad creyendo elegir a la mejor opción para su pueblo, obtuvo a Antonia, aunque en realidad, le daba alas sin saberlo, a la manipulación externa de un despacho en Málaga y, a la traición interna, hecha carne. 

Las pruebas que tiene en su poder Tribuna SUR, dejan de manifiesto, las conductas y estratagemas gestadas en las secretas reuniones de Antonia Ledesma con la cúpula del PP Provincial y Bendodo, a espaldas del que fuera ‘su jefe’ en ‘Por Alhaurin’, organizando la aparente traición que acabó con Juan Martín desahuciado, con una Antonia Ledesma, vencedora, alcaldesa suprema de pleno derecho, y a un Elías Bendodo dando cera y jaque mate al que ahora se había convertido en su principal oponente.

Esta novelesca historia de la que en breve se conocerán sus claves ocultas, pone de manifiesto como la influencia negativa de los grandes partidos sobre los pequeños municipios, resta importancia de manera lamentable, a las lucidas decisiones que los vecinos toman en las urnas, para dar paso al endeble respeto que algunas organizaciones políticas, muestran por los salarios públicos, por cómo usarlos en favor de quienes se los otorgan y, por la ilusión de buen gobierno que la inocencia del votante entiende que aparejan tantos ceros. Pero no así, y como muestra un botón: 

Por ALHAURÍN, continúa percibiendo una asignación pública municipal de 12.000€ anuales, a pesar de que sus miembros solo se guarezcan en las siglas mientras se trasvasan al PP bajo la cortina de humo de una sonrisa pintada en algún fake moment de la televisión local. 

Poco parece importarles a los grandes, que al contribuyente le cueste sudor y esfuerzo aportar al erario público los más de 24 millones de euros anuales que engrosan un presupuesto como este, y como el de tantos otros Ayuntamientos que podrían estar siendo teledirigidos por fibra óptica desde fuera de sus apetecibles fronteras. Ingentes cantidades de dinero público útil, que, de no remediarse, continuará siendo empleado para gobernar a veces, en contra de los intereses más ancestrales de pueblos como Alhaurín el Grande, cuyos vecinos ven su inocencia interrumpida por las ansias de poder de algunos políticos con muy poco o ningún corazón.

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here