Inicio Fuengirola El Ayuntamiento distribuye tres mil conos-ceniceros para evitar que se dejen colillas...

El Ayuntamiento distribuye tres mil conos-ceniceros para evitar que se dejen colillas en la arena de las playas de Fuengirola

La iniciativa trata de mantener las playas limpias y ofrecer una magnífica imagen del litoral fuengiroleño.

162
0
Compartir
María Jesús Pascual

Mantener en perfecto estado el litoral es una prioridad para el Ayuntamiento de Fuengirola. Por ello, ha comenzado la distribución de tres mil unidades de conos-ceniceros para evitar el depósito de colillas en la arena de las playas de la ciudad. Ésta es la sexta vez que se lleva a cabo esta iniciativa, que se ha puesto en marcha a través de las concejalías de Playas y Medio Ambiente. La propia concejala de Medio Ambiente, María Jesús Pascual ha comenzado hoy a repartir estos recipientes en la playa fuengiroleña.

La acción, según ha explicado la edil, trata de mantener las playas limpias y ofrecer una buena imagen del litoral, puesto que las playas son el escaparate principal de la ciudad y su reclamo turístico más importante. “Esta iniciativa forma parte de la campaña que desde las concejalías de Playas y Medio Ambiente se está llevando a cabo y que consta de dos partes; la que presentamos hace unos días, que consiste en entregar un vaso lleno de colillas y te dan a cambio un refresco o una cerveza; y ésta es la segunda parte y consiste en repartir estos conos por la playa, que se pueden obtener en los chiringuitos, parcelas de hamacas y módulos de salvamento”, ha explicado Pascual.

Estos conos-ceniceros son muy útiles y su forma de utilización es muy sencilla: solo hay que clavarlo en la arena y abrir la tapadera e incluso tiene la típica hendidura para apoyar el cigarro. Además su tamaño es bastante reducido y se puede llevar en cualquier bolso de playa o neceser. La concejala de Medio Ambiente ha insistido en advertir que los conos son reutilizables, es decir, cuando están llenos de colillas u otros residuos se pueden vaciar en una papelera, meterlos de nuevo en el bolso de playa y volverlos a utilizar al día siguiente.

“Una colilla tarda hasta 10 años en descomponerse y puede contaminar hasta 50 litros de agua, lo que quiere decir que es importante que todos participemos en no dejar ni una colilla en la playa”, ha destacado Pascual.

“Además, somos un pueblo turístico, la imagen tiene que ser impecable y tenemos que cuidar nuestras playas porque son la tarjeta de identidad de nuestra ciudad; por ello se van a distribuir tres mil conos ceniceros para que nuestras playas no tengan ni una colilla en la arena”, ha concluido Pascual.

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here